Frase de grupo


¨Sin música la vida sería un error.¨(Nietzsche)


17 de septiembre de 2012

"Tinieblas, por fin" de The New Raemon.



Hoy, el esperado nuevo trabajo de Ramón Rodríguez, The New Raemon, es lanzado a las calles, aunque hemos podido ir escuchándolo en Spotify desde hace una semana. Esta vez de la mano de Marxophone.

Tinieblas, por fin. Y tanto. Parece que Raemon ha conseguido cerrar el ciclo que llevaba tratando de acabar desde que dio aquél giro brutal en Libre Asociación, dejándonos tan extrañados, al esperar la guitarras dulces de estribillo fácil de sus anteriores discos. Pero no, él prefiere volver a mirarse al espejo y quizá retomar algo del sonido de Madee, uno de sus muchos grupos paralelos. Madee encierra un sonido ciertamente oscuro, potente, calmado. Podemos decir que The New Raemon se adentra en las Tinieblas. Y le encanta.

Ha logrado crear un ambiente musical calculadamente frío para ser tarareable. Canciones que huelen a crítica,  a afán de creatividad y superación. Parece que se haya querido quitar cierto protagonismo a la voz para poder relegárselo a los instrumentos, de mayor complejidad estructural que en sus trabajos anteriores. Ramón no se contenta con asentarse en una sola zona, y opta por experimentar con todo. Desde el difícil ritmo de La ofensa hasta los melodiosos violines noventeros de Grupo de danza epiléptica. Incluso pueden olerse ciertas referencias a otros grupos, como en Devoción, donde nos acercamos quizá al sonido característico de Egon Soda. Parece uno de los claros ejemplos de que, trabajando duro, como bien lo ha hecho Ramón Rodríguez con numerosos discos y colaboraciones editados aquí y allá, se consigue la simbiosis perfecta entre lo que se quiere decir, y lo que realmente se dice. Y poder afirmar: por fin.


The New Raemon -  Tinieblas, por fin. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada