Frase de grupo


¨Sin música la vida sería un error.¨(Nietzsche)


14 de abril de 2012

Leiva ofrece una buena noche de Rock and Roll en La Riviera



Por segunda vez consecutiva Leiva y la banda que le cubre las espaldas arrasan en la Riviera. Anoche fue una de esas noches de rock and roll para recordar. Asistí a causa de un secuestro al concierto que se daba anoche, viernes 13 de abril en dicha sala (escuso de esta manera la falta de fotografías).

El espectáculo comenzó con Los Madison,  presentando su nuevo disco, Compás de espera, con su estilo rock bohemio. Estos chicos, que no son tan chicos ya, han colaborado con gente de la talla de César Pop, o del mismísimo Miguel Ríos. Para mi fueron un descubrimiento, y de los buenos. Dos cervezas después, con el sonido psicodélico de un sitar de fondo, abren la jaula de esta bestia del rock, al que cariñosamente llaman Leiva. Le acompañaba los formantes de la Leiband, entre sus incondicionales compañeros de Pereza, caras nuevas como la de Gato Charro a la trompeta, y no tan nuevas como la de Juancho, cantante y guitarrista de la banda Sidecars.

Empezaba el show, a golpe de Nunca nadie, con la tradicional entrada pre-canción. En todo momento se vió a una banda en plena forma, que envolviendonos en ese aura, llenaba de sonido la sala. Y a un Miguel Conejo emocionado, de vivir esta aventura en solitario, con una enorme acogida por parte del público. Siempre con la ayuda de todo el apoyo instrumental, desde la apisonadora del bajo, la SG de Juancho, el teclado al más puro estilo Doors de César Pop, ese huracán creado por la coalición Tuli-Gato de saxo y trompeta, hasta la demoledora batería y percusión. Da la impresión de que llevan la vida tocando juntos (aunque algunos de hecho sí, pero no en este nuevo proyecto). Y, hablando del público he de mencionar que ya en la cola intentando esquivar el olor de los charcos amarillentos me llamó la atención el público. No vi una sola quinceañera con la cara pintada ni cartulinas con fotos ni nada por el estilo. Era un publico maduro. Y tan maduro, que se podían contar incluso calvas y canas de viejos rockeros, con chaquetas de cuero del Hard Rock. Y es que Leiva, ha cambiado completamente de público. Dentro se agradecía tal cambio, al no haber chillidos con peticiones sexuales, ni empujones. En resumen: había más mecheros que Blackberrys. Y por primera vez, más hombres que mujeres.

El concierto seguía. Entre los temas del disco que se presenta en esta gira, Diciembre, destacaría el rock de 92, Éxtasis o Miedo, los pelos de punta con temas como Vis a vis, los vientos de Todo lo que tu quieras, los frenéticos Penaltis, y las divertidas Eme y Nunca Nadie. Diversión y complicidad absoluta transmitida a la pista de la ¨Riviera Maya¨, según Leiva. Camisetas del Atlético y mucha fiesta. Un cocktail de emociones, mezclado con increíbles sorpresas, desempolvando temas de hace muchos años, como Superviviente, de Pereza, El Caso de la Rubia Platino, a petición del maestro Sabina, o Ya No Tengo Problemas, de Sidecars, cantada a pachas con su líder, además de algunos temas de su antigua formación como Animales, Como lo tienes tu, Superhermanas, Amelie y Lady Madrid para cerrar. Se encienden las luces de la sala, termina el show, pero no con un adiós, si no a ritmo de Rod Stewart, y la banda al completo bailando este rock tan juguetón de Stay With Me, desfilando con gracia en fila india por el escenario a modo de despedida. Necesitaba esta inyección de adrenalina, diversión y emociones. Y esta banda no garantiza menos que eso. ¡Hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada