Frase de grupo


¨Sin música la vida sería un error.¨(Nietzsche)


8 de noviembre de 2012

Entrevista a El Pescao: "Todo lo que hemos conseguido ha superado expectativas"


Foto de Albert Vaquero

El Pescao se despide de los escenarios por un pequeño tiempo y decide seguir su aventura por Latinoamérica, pero antes dará tres conciertos, dos de los cuales con las entradas ya agotadas, para despedirse y decirnos un “hasta pronto”. David Otero, El Pescao, no se va sin antes publicar Ciao Pescao, un EP de cuatro canciones, ni charlar con nosotros acerca de cómo ha ido la extensa gira de Nada-lógico (2010), qué nos encontraremos en los conciertos de fin de gira, su próximo viaje por las Américas, y los detalles  y sorpresas que podemos encontrarnos en Ciao Pescao. 



Te despides y decides poner rumbo a Latinoamérica. Conocemos que ya has estado anteriormente allí; cuéntanos qué te gusta tanto de aquellos lugares y te parecen tan atractivos en tu aventura.

El primer viaje que hice en mi vida que fue, si no me lo han contado mal, con seis o siete meses fue a Brasil. Mis padres habían estado viviendo fuera allí, fui con ellos de viaje, y aunque fuera un bebé y no me acuerde de nada me debió de impactar. Y luego durante toda mi infancia, hasta que empecé con El Canto, por el trabajo de mi padre viajaba mucho y me movía mucho, sobretodo íbamos a Argentina, Brasil, a algún lugar de África, Japón… Para mi viajar ha sido algo fundamental en mi vida. Luego con el trabajo de El Canto empecé a viajar muchísimo y hace unos seis años me fui a vivir una temporada a Argentina también. Buenos Aires fue una ciudad que me enamoró totalmente. Y ahora que tengo un tiempo para componer el siguiente disco pues me parece el lugar ideal para no quedarme aquí con más de lo mismo que es un poco la rutina y la monotonía de siempre. Me apetece cambiar, me parece que es el momento perfecto para hacerlo.

Latinoamérica tiene la capacidad de sorprenderte muchísimo. España, quieras que no, lo he recorrido cientos de veces de arriba abajo, y, aunque me siga sorprendiendo con muchos sitios preciosos que me voy encontrando, en la mayoría de sitios ya he estado. Latinoamérica tiene un montón de sitios por recorrer y por descubrir que no conozco. Sobretodo tener cerca países como Chile, Perú, Brasil, es una zona del mundo que me flipa.


Es cierto que no es muy habitual el que se publique material nuevo llegando al cierre de una gira, ¿qué te ha llevado a tomar esa decisión?

Tenia canciones ya compuestas y, en vez de esperar para sacar el siguiente disco, decidí que por qué no meterme en el estudio y pasar unas semanas muy divertidas con la banda que me acompaña, grabar estos temas nuevos. No me apetecía el ir guardando en el cajón tantas canciones y de esto que dices “ya buscaré el momento de editarlas en el siguiente disco”, sino que me apetecía ir sacando. También me ha pasado un poco con el proceso de este disco. En mitad del proceso, hace un año más o menos, también editamos cuatro temas nuevos y los sacamos de repente en una redición del disco. Un año después otra vez hacemos cuatro temas y los sacamos. En total desde que he arrancado con El Pescao han sido veinte temas  diferentes editados, es casi como dos discos. Me gusta eso de ir componiendo, produciendo, sacándolos y a ver qué pasa con ellos.

Foto de Albert Vaquero
Igual se pierde un poco la fuerza que tiene un disco…parece que cuando dices disco todo es sorpresa (risas). Aquí es diferente y te lo tomas un poco más con calma. A mi el mundo del EP me gusta, llevo unos años comprando EP’s y escuchando de grupos que me gustan, y me mola, no tiene que ser un disco siempre, me gusta combinarlo. Otras veces han sido una canción suelta o doce, o como Calamaro que sacó El Salmón donde eran ciento y pico canciones.


Ciao Pescao ha tenido una grabación bastante especial, ya que has contado con tu banda de directo en el disco, ¿cómo fueron esos días de grabación este verano con la banda y Nigel Walker?

La verdad es que la grabación de este EP también era la excusa para estar todos juntos, para disfrutar de la música, para grabar… solo habíamos grabado una canción juntos, el primer disco se grabó con otros músicos, y después de dos años juntos se había creado una familia súper unida y teníamos ganas de intentar transmitirlo en canciones. Un poco también uno de los motivos era no irme de España sin haber grabado cosas con mi banda, me hacía especial ilusión. La convivencia fue muy bonita, nos pasó de todo, fue una pequeña aventura y disfrutamos mucho de tocar juntos. El primer día nos pilló una tormenta de arena a tan solo un kilómetro del estudio, fue justo antes de llegar (risas).


Nuestras primeras escuchas de Ciao Pescao están siendo muy buenas, nos has sorprendido para bien, incluso nuestra amiga Ana Medina nos comentado que espera verte pronto para darte la enhorabuena en persona. ¿Qué es lo que te está llegando de tus fans? ¿Les gustan las nuevas canciones?

¿Sois amigos de Ana? Que guay, es un amor de mujer. La verdad es que me está sorprendiendo una de ellas que se llama Que no te llamen loco que dice la gente que es la que más les está gustando y era un poco la que había metido porque me gustaba más a mi, pero que era un poco más rara, con un ritmo más extraño, y resulta que a la gente le encanta ese tema. Otras que pensaba que les iba a gustar no han tenido tanta respuesta. No sé, me sorprende eso, he tenido mucho feedback de las canciones, muchos tuits, hay de todo.


Son canciones muy diversas donde podemos ver el espíritu de la música de El Pescao, donde hay guitarras potentes como podemos oír en Todo se complica, otras más acústicas en Corazón de cristal o Que no te llamen loco, así como letras trabajadas y bien bonitas, como esta última Que no te llamen loco o El mundo de los recuerdos. ¿Cuál de todas fue la que dio más guerra tanto en su composición como en la grabación?

Ha sido Corazón de cristal, es un tema que hemos compuesto Raúl Galván y yo. Primero por la letra, que hasta que coincidimos con un amigo que le estaba pasando en ese momento lo que queríamos contar y nos estuvo narrando cuál era su experiencia la canción no avanzaba. Es una letra que habla de una separación entre dos personas, un chico y una chica que lo dejan y cuál es el momento que están viviendo, sobretodo por parte de él, entonces lo estábamos contando de una forma fluida pero nos quedábamos atascados en algunos momentos. Justo uno de los chicos que trabaja con nosotros estaba viviendo justo eso, entonces le preguntamos si le apetecía contarnos un poco su historia y ayudarnos a explicar lo que queríamos a través de unas cosas que nos iba contando y nos abrió la ventana a lo que le pasaba en su relación, porque justo era ese momento en el que estás decidiendo que no vas a volver a coger el teléfono y no la vas a volver a llamar, aunque tienes ganas, pero hay que afrontar la vida de una manera distinta y dejar atrás un pasado. Las baterías las grabamos varias veces, las guitarras también, de repente cuando estábamos grabando las guitarras se estropeó no sé qué y tuvimos que parar la grabación; fue un poco más de lata, pero luego, sin embargo, el resultado me gusta mucho.


Hace bien poco se ha estrenado el video que acompaña a Todo se complica, primer single de Ciao Pescao, un video que has editado tú mismo, ¿es tu propio homenaje a estos dos años de gira con la banda? ¿Cuándo tomabas las imágenes tenías pensado que todo eso tenía que ir recogido posteriormente en un video?

Sí, total, el video en mi cabeza tenía la idea de poner sobre cuatro o tres minutos un pequeño resumen de todo lo que nos ha pasado y cómo lo hemos vivido. Yo creo que se refleja muy bien la relación que hay entre nosotros, cómo vivimos la música, cómo vivimos detrás de la música, en la furgoneta, los viajes… Creo que ha quedado un video cachondo, divertido, que la gente ve bien lo que hay detrás. De hecho fue un día viendo videos en la tele que vi unos cuantos de cosas de directos que me molaron y dije “con la cantidad de imágenes que tenemos tiene que haber material chulo para hacer un video”. El primer montaje de este video lo hice sobre la maqueta y luego lo monté sobre el tema. Lo tuve que hacer y rehacer porque la maqueta iba a una velocidad y el tema iba a otra. Fue un trabajo un poco de chinos, tardé un montón haciendo este video.

Además tiene una dinámica el video que me costó encontrar también, porque si ponías todas las imágenes así porque sí no funcionaba, sin embargo, empecé con todo el tema de  los viajes al principio, cosas cachondas, los camerinos, las salidas a los conciertos, los conciertos y el público. Tenía una especie de línea sobre la cual iba contando un poco la historia, y ahí me empezó a funcionar y a encajar todo mucho mejor.




La gira llega a su fin y la verdad es que ha sido una extensa gira, desde 2010 que publicaste Nada-lógico no has dejado de presentarlo por los escenarios. Hagamos balance, ¿cuál es tu impresión de cómo ha sido esta gira? ¿Qué se podría decir que has aprendido de esos dos años sobre el escenario?

Esta gira me recuerda muchísimo a cuando empezaba con El Canto, con una ilusión brutal, con una cantidad de cosas por experimentar geniales. La vida me ha dado la oportunidad de volver a disfrutar de algo que me llenó de ilusión y alegría como fueron los principios de El Canto, y ahora lo he vivido con esto. En Argentina lo que me apetece hacer es algo parecido, vivir otra vez esa ilusión de algo nuevo. El balance súper positivo porque todo lo que hemos conseguido ha superado expectativas, porque no las había, no teníamos expectativas de a dónde queríamos llegar con esto, ahora yo creo que tampoco, no me he parado a pensar en ello. Por eso también un poco lo de ir a Latinoamérica, no me conoce nadie, si consigo que vayan diez o quince personas a un concierto ya voy a estar contento, pero no me quiero plantear hasta dónde quiero llegar.


Seguro que has vivido mil momentos de lo más interesantes dando más de 150 conciertos, ¿alguna anécdota que puedas contarnos?

Momentos especiales, por ejemplo, el otro día tocando en Salamanca, la Plaza Mayor estaba abarrotada, yo creo que había veinte mil personas, y en un momento dado se fueron las luces, de repente empezó a caer todo el sistema, el sonido por suerte no se fue, pero se rompió el ordenador, y eso nos sacó cosas para seguir haciéndolo cada vez mejor y no relajarnos. Ese tipo de cosas en los conciertos me molan, cuando pasan cosas que parece que te desestabilizan te dan como ganas de remontar la historia. Y momentos bonitos un montón, desde llenar los Teatros del Canal al principio de la gira hasta ahora que se han agotado las entradas de Joy Eslava un mes antes, Barcelona la Sala Bikini llena, ahora que volvemos allí también hay un lleno, ir a tocar a pueblos y ver que viene mucha gente… la respuesta del público muy positiva y bonita. Le agradezco a todo el mundo que ha apoyado esto.


Viendo lo visto, tanto en Madrid como en Barcelona ya están agotadas las entradas de tu despedida, parece que tus seguidores tienen ganas de decirte un último adiós o mejor un “hasta luego”. ¿Qué se podrán encontrar en esos conciertos de Madrid, Barcelona y Valencia?

Va a haber una carga importante de Ciao Pescao, va a haber canciones nuevas, va a haber canciones que no hemos tocado nunca, vamos a rehacer el repertorio completamente, la gente que va a venir a los conciertos de fin de gira seguramente haya visto conciertos nuestros anteriores, asique vamos a hacer algo completamente distinto. Vamos a encerrarnos a ensayar unos días y a preparar un show diferente.


Siempre cerramos nuestras entrevistas pidiéndole al artista una recomendación musical, algo que no deje de escuchar últimamente, que le haya sorprendido y quiera compartirlo con nosotros.

Os recomiendo un disco nuevo de un grupo argentino que se separó allá por el 2002 y ha vuelto ahora en el 2012. Se llama Illya Kuryaki & The Valderramas y un tema nuevo que se llama Ula ula, está muy guay.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada