Frase de grupo


¨Sin música la vida sería un error.¨(Nietzsche)


26 de marzo de 2012

84 triunfa con su último "Lametazo" en Costello

Foto de Saúl Díaz
Costello Club fue el escenario en el que 84 acabó su semana grande de marzo y su cuarto "lametazo" tras haber actuado en La Cocina Rock, Honky Tonk y la sala Búho Real.

Este último concierto de 84 traía consigo una sorpresa: la actuación del enérgico grupo junto con diferentes artistas que subieron al escenario para acompañarlos en algunas de sus canciones.  Es imposible separar la relación entre 84 con buena música y un gran directo. Enérgicos, expresivos, divertidos y originales son algunos de los adjetivos con los que podríamos describir un concierto de Beris, Jaime y Mon. Aunque en un horario algo inusual para un concierto, 84 comenzó su actuación con El accidente, demostrando que ya no son esos “niños inocentes” que actuaron en ese mismo lugar hace años. Tras El accidente era el turno de Todos se han cansado, la siempre ovacionada El burdel de las sirenas y Esperando una señal. Ya en calor y con el público vibrante subió al escenario Sergio, de Preciados, para colaborar  en Tormenta Sideral, canción del último videoclip de los artistas. 27 días, Falta espacio amor y Antes de ayer, con Pablo Antelo siguieron a ésta antes de poder disfrutar de una nueva sorpresa; Beris cantando una magnífica versión de California Waiting de Kings of Leon.
Foto de Saúl Díaz
La buena música no paraba, pero el público quería más, así que cuando fue a sonar La hierba bajo el asfalto subió al escenario Alvaro, cantante de The Right Ons; y tras él, el gran Josu García para hacernos perder el norte a la guitarra con Norte y sur. Y al igual que todos los presentes, con toda seguridad, The Jayhawks hubieran saltado y bailado con Bad time, canción con la que 84 le da un nuevo matiz a la palabra “versión”, haciendo  suya esa mítica canción y que suene como si fuera una canción propia. Simón, de Almas mudas, puso su granito de arena en la alegre Dama sin precio y nos preparó para la subida al escenario del inigualable, y aún más aclamado, Leiva y El pasado
Quizás una de las canciones más cantadas por todos fue Sentado en tu arena, canción con la que en mayor o menor medida nos vemos  identificados. Y para no decaer los ánimos sonó Born to be wild de Steppenwolf para por fin, hacernos bailar y cantar con todas nuestras fuerzas. Esquinas de Madrid precedió a ésta y dio paso a la última canción del concierto: Tribunal

Una actuación espectacular, magníficas canciones y grandes artistas son mis argumentos para declararlos “culpables” de una tarde/noche de concierto muy especial. Al igual que la última vez que pude disfrutar del directo de 84, me quedo con buen sabor de boca y con ganas de que llegue el siguiente concierto en el que los pueda ver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada