Frase de grupo


¨Sin música la vida sería un error.¨(Nietzsche)


23 de marzo de 2012

The Noises - Sala Taboo (Madrid)


La Sala Taboo acogió esta pasada noche a dos interesantes bandas amparadas bajo el mismo concepto musical, pero separadas por el idioma. Ambas derrocharon vitalidad con canciones muy bailables que recordaban por momentos a The Strokes o Franz Ferdinand, pero que, sin embargo, no consiguieron animar a un más que frío, congelado, público que ni Fran Gómez, voz de The Noises y agitador, pudo calentar, algo que al menos a título personal me sorprendió bastante, ya que la calidad musical fue más que suficiente para hacer pasar un buen rato al personal que asistió al concierto.

La actuación de  The Noises  fue de más a menos, sin duda debido a que es muy difícil mantener la intensidad ante una respuesta tan fría del público, con un comienzo arrollador en el que Fran Gómez bajó del escenario para bailar y animar a todos cuantos nos encontrábamos en la sala con temas como  MandangaRara avis o  Shake, canciones cortas, vibrantes y potentes. Entre algún tema que incluirán en próximos trabajos queremos destacar la versión que se marcaron de Where is my mine de The Pixies + Is This It de The Strokes, dos pedazo de canciones que The Noises han fusionado con un interesante resultado. En definitiva, una actuación que creo que dejó un gusto un tanto agridulce a la banda madrileña y que esperamos que se vea refrendado en futuros conciertos en la capital con una mejor acogida del público.



La sorpresa positiva de la noche la protagonizaron Sala & The Strangers Sounds, un cuarteto que, sin duda, no tenemos que perder de vista en el futuro. Hicieron un despliegue de potenciales hits: bailables, pegadizos y con un genial sonido. Temas como Tonight, No Way o Margot no tienen pérdida. Posiblemente escuchemos hablar bastante de ellos en el futuro; por lo pronto el 12 de Mayo presentarán en la Sala Sol su disco, así que en Apuesta por el Rock and Roll estaremos muy atentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada